"

Pilar Llop pone en valor la “oportunidad” del pluralismo en las instituciones legislativas como “reto” para afrontar el diálogo entre territorios y administraciones en el nuevo ciclo político



La XIV Legislatura ha abierto “un nuevo ciclo político” que, a su vez, llega con “nuevos retos, desafíos y oportunidades”. Para Pilar Llop, Presidenta del Senado, la fragmentación política en muchas de las asambleas regionales –y nacionales- pone en valor el pluralismo, “una de las bases de nuestra democracia”, y supone una “oportunidad” para afrontar como “reto” el diálogo entre territorios y administraciones. Diálogo y escucha son, para la Presidenta de la Cámara Alta, los mecanismos que deben regir en las asambleas y parlamentos legislativos para que, “con firmeza democrática”, continúe la construcción sobre los valores que sustentan las democracias.


La colaboración entre pluralismo político y diálogo debe traducirse, explica Llop, en “política de pactos”. Y ha abogado por “una política de pactos de Estado que trascienda las legislaturas”. Solo de esta manera, defiende, las instituciones legislativas serán capaces de dar respuesta a los problemas de los ciudadanos y de encarar los nuevos retos globales. En este sentido, la Presidenta del Senado emplaza a las asambleas regionales y territoriales a ejercer de catalizadores en la búsqueda de soluciones a los retos globales. “Las regiones de la UE comparten valores comunes y comunes también son los retos”, ha explicado ante el Comité Permanente de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE).


“Tenemos dos test para afrontar los nuevos retos”, asegura Llop: “La política y los presupuestos”. De este modo se podrá hacer frente a los nuevos desafíos entre los que la Presidenta de Cámara Alta ha destacado la economía digital y tecnológica, el cambio climático y la transición ecológica, el Reto Demográfico y la despoblación, la lucha contra la pobreza y la exclusión social o la cooperación humanitaria.


En resumen, ante los nuevos desafíos y el nuevo ciclo democrático e institucional y su principal característica desde las asambleas legislativas, “el diálogo y el acuerdo territorial entre regiones y administraciones”, Pilar Llop ha remarcado que “el éxito de España pasa por la cohesión social y territorial”.


Desde foros europeos como este, “se mejora el proyecto común de Europa”, asegura Llop, para quien los parlamentos regionales y territoriales tienen “un papel esencial en el nuevo ciclo democrático y contribuyen a fortalecer el principio democrático en el seno de la Unión Europea”. La Presidenta de la Cámara Alta, en este sentido, ha valorado los trabajos en el seno de CALRE como organización “donde poner sobre la mesa, con diálogo entre instituciones, los problemas de ciudadanía”. Este foro europeo, dice Llop, demuestra que la descentralización territorial “renueva la confianza de los ciudadanos en sus instituciones”. Una descentralización que “coloca al ciudadano en el centro de la construcción europea”.