"

Declaración Institucional por la que el Senado muestra su pésame por el fallecimiento del ertzaina Inocencio Alonso García

07/03/2018

El Pleno del Senado ha aprobado hoy la siguiente declaración institucional por la que el Senado muestra su pésame por el fallecimiento del ertzaina Inocencio Alonso García y apoya las medidas necesarias para fomentar la prevención y reforzar el control y la sanción de comportamientos violentos en el deporte:


"El deporte se constituye como un elemento fundamental del sistema educativo, su práctica es importante en el mantenimiento de la salud, es un factor corrector de desequilibrios sociales que contribuye al desarrollo de la igualdad entre los ciudadanos, crea hábitos favorecedores de la inserción social y, asimismo, fomenta la solidaridad. Todo esto conforma el deporte como elemento determinante de la calidad de vida y la utilización activa y participativa del tiempo de ocio en la sociedad contemporánea, así como un elemento fundamental para el crecimiento de nuestra sociedad. Siempre se ha identificado al deporte como símbolo de esfuerzo, de competición limpia y de superación continua.


Sin embargo, en España, y en todos los países de nuestro entorno, existen todavía incidentes violentos asociados al deporte, que se generan tanto dentro como fuera de los recintos deportivos, y que hace que no podamos hablar todavía de una erradicación de estas actitudes violentas ajenas a lo que debería representar el deporte en nuestra sociedad.


En España llevamos años trabajando en la lucha contra la violencia en el deporte y en los espectáculos deportivos, contando con una dilatada experiencia y disponiendo de instrumentos normativos para apoyar estas actuaciones, como son la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, y sus normas de desarrollo.


Nuestro sistema de prevención de la violencia alrededor del deporte se encuadra dentro del "Convenio Internacional sobre la violencia, seguridad e irrupciones de espectadores con motivo de manifestaciones deportivas y, especialmente, partidos de fútbol", del Consejo de Europa de 1985, ratificado por España en 1987.

Posteriormente, la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, adopta los preceptos del Convenio Europeo incluyendo recomendaciones y medidas propuestas por la Comisión Especial del Senado sobre la violencia en los espectáculos deportivos. Destaca la creación de una Comisión Nacional contra la Violencia en estos espectáculos y la tipificación de las infracciones administrativas relativas a las medidas de seguridad, así como las sanciones correspondientes a tales infracciones. Esta Ley fue desarrollada por el Real Decreto 769/1993, de 21 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento para la prevención de la violencia en los espectáculos deportivos, y por posteriores Reales Decretos.


Sin embargo aún nos encontramos con tristes sucesos donde el fútbol ha vuelto a ser la excusa perfecta para que dos grupos violentos se enfrentaran entre ellos poniendo a toda una ciudad en máxima alerta. En Bilbao los enfrentamientos entre ultras del Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú han provocado numerosos heridos y la muerte de un ertzaina de la Brigada Móvil (los antidisturbios de la Policía vasca) que sufrió un infarto. Este no es un hecho aislado, sino que ya ha sucedido en otros campos de fútbol.


Por todo ello el Senado:

  • Lamenta profundamente la muerte del Ertzaina Inocencio Alonso García y quiere trasladar a su familia el pésame más sincero en estos difíciles momentos.
  • Manifiesta que la violencia en el ámbito deportivo en nuestra sociedad es totalmente antagónica al propio concepto del deporte y, por lo tanto, obliga a todas y cada una de las instituciones públicas a adoptar todas las medidas necesarias para fomentar la prevención y reforzar el control y la sanción de los comportamientos violentos.
  • Declara que la erradicación definitiva de este tipo de conductas, así como todas las conductas violentas que afectan a todos los colectivos, requiere la participación no sólo de las instituciones públicas para reforzar el marco legal existente para hacer frente a las mismas, sino que además y sobre todo requiere de la implicación de las entidades e instituciones deportivas, entre ellas la UEFA, para favorecer una adecuada gestión, control y autorregulación que minimice al máximo esta violencia.
  • Por último solicita de la UE, a través del artículo 165 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el apoyo, coordinación y complementación de la acción de los Estados Miembros en materia de política deportiva, promoviendo la cooperación entre los organismos responsables del deporte y protegiendo la integridad física y moral de deportistas y aficionados."