"

Las Cortes Generales aprueban su primer Plan de Igualdad

Las presidentas del Senado y el Congreso, Pilar Llop y Meritxel Batet, han presentado hoy el I Plan General de Igualdad de las Cortes Generales, que establece tres objetivos fundamentales, reducir desigualdades, favorecer la conciliación y corresponsabilidad, y prevenir la violencia y el acoso. “Por primera vez – ha destacado la presidenta del Senado – contamos con un instrumento que sitúa la igualdad de oportunidades como principio rector en la Administración parlamentaria”. 
 
Eliminar las desigualdades que puedan persistir en el ámbito del acceso al empleo público parlamentario, de su carrera profesional y de la representatividad; apoyar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y el ejercicio corresponsable de los derechos; y prestar una especial atención a la prevención de la violencia y del acoso, así como a aquellas situaciones que necesitan especial protección, como las requeridas por las víctimas de violencia de género, conforman principales líneas de acción.
 
El Plan, que es aplicable al personal de las secretarías generales del Congreso de los Diputados y del Senado, contiene 62 medidas, y establece, entre otras acciones, la elaboración de una guía de recomendaciones de lenguaje no sexista y el desarrollo de un Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexto contra el acoso, y un Protocolo para los casos de víctimas de violencia de género. 
 
La presidenta del Senado, Pilar Llop, ha destacado “los beneficios que para todo el personal y para la propia institución supone avanzar en igualdad y, por tanto, en derechos” y ha añadido que “es nuestra responsabilidad dotarnos de todas las herramientas necesarias para erradicar las discriminaciones y lograr una sociedad más justa e igualitaria”. Llop ha agradecido también el trabajo, dedicación y compromiso de las representantes del personal y la administración de las Cámaras durante el proceso de elaboración del plan. 
 
Por su parte, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha señalado que "en una semana como esta, a dos días del 8 de marzo, espero también que la aprobación de este primer Plan sea un ejemplo útil para que otras administraciones y empresas acometan la misma tarea. Muchas mujeres se enfrentan cada a día a entornos laborales más difíciles y en los que las discriminaciones por razón de sexo son habituales. Y tan importante es que los poderes públicos tomen decisiones y dicten leyes para que la sociedad avance en la igualdad de mujeres y hombres, como que las cumplamos y las apliquemos en nuestro propios ámbitos internos, sirviendo así de ejemplo y referente a la ciudadanía y a las empresas."
 
Con una vigencia de cuatro años, el I Plan de Igualdad de Cortes Generales incorpora el principio de igualdad de manera transversal en la Administración parlamentaria y establece los mecanismos que garanticen la eficaz implantación de las medidas que recoge. Enmarcado en el ordenamiento jurídico interno de España, toma como referencia el II Plan para la Igualdad entre mujeres y hombres en la Administración General del Estado y en sus organismos públicos, así como otros textos y normativas internacionales.