El Congreso de los Diputados y el Senado están disueltos desde el 5 de marzo de 2019. Se volverán a constituir el 21 de mayo de 2019. 

Logo constotución 40 aniversario

Ir al Contenido (Presione enter)

21 MARZO 2019

XII LEGISLATURA

Pío García-Escudero: “La Europa que queremos no es una Europa sin regiones, sino sin fronteras, porque las barreras aislantes jamás aportaron progreso alguno”

Pío García-Escudero: “La Europa que queremos no es una Europa sin regiones, sino sin fronteras, porque las barreras aislantes jamás aportaron progreso alguno”

28/11/2012

Mérida, 28 de noviembre. El presidente del Senado, Pío García-Escudero ha afirmado en Mérida que “la Europa que queremos no es una Europa sin regiones, sino sin fronteras”, añadiendo que por eso se equivocan, “quienes desde sus obsesiones identitarias pretenden no eliminar viejas barreras, sino levantar otras nuevas”.

Durante su intervención en la reunión plenaria de la CALRE (Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales de Europa), García-Escudero ha insistido en que “las barreras aislantes jamás aportaron progreso alguno, sino todo lo contrario: sólo pobreza y desolación. Apostemos, por tanto,- ha dicho-, por el progreso, por una Europa edificada desde las regiones y al servicio exclusivo de todos sus ciudadanos”.

Pío García-Escudero ha destacado igualmente que en el gran proyecto de una Europa solidaria y equilibrada “las autoridades regionales y locales deben desempeñar un papel de primer orden”, enfatizando que la descentralización otorga ventajas competitivas “redundando siempre en beneficio del nivel de bienestar de los ciudadanos”.

En este sentido, el presidente del Senado ha puesto como ejemplo a España, situándolo en el grupo de los países más descentralizados de Europa, y señalando que “las Comunidades Autónomas españolas han contribuido sustancialmente al progreso democrático y al desarrollo económico de nuestro país, posibilitando una mayor cercanía entre la Administración y los ciudadanos que ha servido para reducir las desigualdades entre los españoles”.

García-Escudero ha manifestado que cuando se habla de las bondades de la descentralización política “tenemos que poner en primer plano a las instituciones que otorgan al sistema su legitimidad democrática: las asambleas legislativas regionales”, y las ha considerado “actores necesarios del proyecto de construcción europea, como responsables del impulso del desarrollo y la ejecución de políticas esenciales para la vida de los ciudadanos, así como por su necesario protagonismo en cuestiones como la transparencia y la participación ciudadana”.

Asimismo ha subrayado el valor del trabajo desempeñado por la CALRE como órgano de cooperación y de intercambio de experiencias y ha puesto de manifiesto también la importancia de la cooperación entre parlamentos nacionales y las asambleas legislativas regionales, para el impulso del diálogo político sobre asuntos europeos, acorde con el principio de gobernanza multinivel.

Para finalizar, y abundando en esa idea, Pío García-Escudero ha afirmado que “el Senado puede ofrecer un marco adecuado para contribuir a este propósito”, en concreto, ha señalado, a través de su Comisión General de Comunidades Autónomas, “gracias a las posibilidades reglamentarias, prácticamente inexploradas hasta la fecha”.