Ir al Contenido (Presione enter)

14 DICIEMBRE 2017

XII LEGISLATURA

María Cristina de Borbón, 1855

José PIQUER Y DUART(1806 - 1871)
c. 1837 (modelo), c. 1855 (fundición)

María Cristina de Borbón (1806-1878), Reina de España tras su matrimonio con Fernando VII en 1829, era hija de Francisco I, Rey de las dos Sicilias, y de María Isabel de Borbón. Desde entonces su papel en la vida política española fue muy relevante: en 1832, durante la enfermedad del Rey, ocupó el cargo de Reina Gobernadora y firmó un célebre decreto de amnistía política, y, a la muerte de aquél, en 1833, se convirtió en Regente, periodo durante el que tuvo que enfrentarse a varias sublevaciones militares y a las primeras guerras carlistas. A pesar de su relación morganática con Fernando Muñoz, se mantuvo al frente de la regencia hasta 1840, periodo decisivo en la historia política de España, durante el que, aparte del célebre abrazo pacificador entre Maroto y Espartero, se dictó el Estatuto Real de 1834 y la Constitución de 1837. Retirada el extranjero, volvió a España en 1843, con motivo de la subida al trono de su hija Isabel, pero se exilió definitivamente en Francia a raíz de la revolución de 1854.

El antiguo catálogo del Senado (1917) viene atribuyendo este busto de María Cristina de Borbón, supuestamente de bronce, al también escultor de cámara Francisco Elías Vallejo (1783-1858), material y atribución que recoge Pardo Canalís. Al ser reproducido por Trenas y Lafuente Ferrari, que incorporan los mismos datos, identifican con ellos, equivocadamente, la efigie de Luisa Fernanda de Borbón. Al quedar fuera de toda duda cuál de las dos piezas representa a esta infanta, que definitivamente es obra de Piquer, cabe reconsiderar, a su vez, ala utoría del busto de María Cristina de Borbón. El estilo sencillo de los plegados del manto que envuelve la figura y, sobre todo, la estilizada idealización del peinado, junto a la ausencia de ornamentación, están lejos de la concepción escultórica de Francisco Elías Vallejo, formado en el clasicismo barroco. Por el contrario, guarda una estrecha relación con el estilo de Piquer, y en concreto con un busto en mármol de María Cristina de Borbón, a él atribuído, conservado en el Palacio Real de Madrid.

Obra procedente de la Real Fábrica de Fundición de Trubia, esta pieza del Senado debió de haber sido fundida, como otras de la colección, entre 1846 y 1856, de donde salieron, en esas fechas, tres ejemplares de bronce (uno de ellos con destino al Parque de Artillería de Madrid) y siete en hierro (cuatro con el mismo destino). No obstante, el modelo original, en todo caso de rasgos muy idealizados, corresponde a finales de los años treinta. (Texto de Carlos Reyero Hermosilla, dentro del libro "El Arte en el Senado", editado por el Senado, Madrid, 1999, pág. 458).