Ir al Contenido (Presione enter)

14 DESEMBRE 2017

XII LEGISLATURA

Alfonso XII, Rey de España, 1866

Justo GANDARIAS Y PLANZÓN (Barcelona, 1846 - Ciudad de Guatemala, 1933)
B. 0,44
Inscrip.: "Cia. Mca. de S. Juan de Alcaraz / 1886" (en la base)
Procedencia: Adquirida por el Senado en 1886 en 750 pesetas

Alfonso de Borbón y Borbón (1857 - 1885), hijo de Isabel II y Francisco de Asís, reinó en España con el nombre de Alfonso XII desde 1875 hasta su muerte, al haber heredado los derechos de sucesión de su madre en 1870 y ser proclamado Rey en Sagunto, por un pronunciamiento militar, cuando se encontraba en París. Tras desembarcar en Barcelona, entró en Madrid el 14 de enero de 1875. Inmediatamente partició en la guerra de pacificación del Norte, contra los carlistas, y gracias a la habilidad de Cánovas del Castillo, su reinado gozó de gran estabilidad política. Tras la muerte de su primera esposa, su prima María de las Mercedes de Orleans y Borbón, se casó con María Cristina de Habsburgo-Lorena, fruto de cuyo matrimonio son las Infantas María de las Mercedes y María Teresa y el Rey Alfonso XIII, hijo póstumo.

"El monarca aparece retratado en la escultura con el uniforme de capitán general establecido para diario en actos a caballo. Gandarias utiliza el uniforme del Reglamento de Uniformidad de 1870, pero con la variación establecida en la Circular de 22 de mayo de 1871 [...] una levita azul turquí cerrada con nueve botones, sin los entorchados en la bocamanga, pero manteniendo los bordados en el cuello; el pantalón o calzón de montar [...] de color grancé, con faja encarnada y "quepis-ros" como prenda de cabeza. Se aprecia en la escultura que porta faja con borlas; en las pistoleras de arzón y en la manta figuran un emblema de Corona Real y un bastón cruzado con un sable de oficial en banda y abatido, todo ello entre dos ramas de laurel entrelazadas [...]. Como prenda de cabeza, lleva una teresiana con las divisas de capitán general [...]. Luce en el pecho dos condecoraciones: La Gran Cruz Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando [...] y la medalla de Distinción de Alfonso XII [...]. Se le retrata con la característica barba de los años setenta que bordea el mentón con largas patillas unidas al bigote [...]. El porte elegante y seguro, ligeramente tenso, con el que lleva con la mano izquierda las riendas del caballo muestra su actitud serena, y apoya la mano derecha airosamente sobre el muslo, combinando así, con sutileza, los recursos expresivos que ofrece la actitud del monarca. El caballo, que gira ligeramente la cabeza hacia la derecha -contrarrestando el sutil movimiento de la cabeza del rey hacia la izquierda-, parece de raza anglo árabe. Presenta un cuello largo y extremidades finas, largas y fibrosas, cabeza pequeña con grandes ojos, orejas proporcionadas y amplios ollares típica de los caballos árabes- y una piel fina -que permite distinguir las venas- característica de un caballo con temperamento enérgico. Está modelado con excepcional destreza y conocimiento de su naturaleza, representado con naturalidad y gran nobleza, en posición de descanso y con un muy leve estudio de las crines".

Fuente: AZCUE BREA, Letizia. "Justo de Gandarias, autor del grupo en bronce de 1886 Alfonso XII a caballo, tradicionalmente atribuido a Mariano Benlliure". Boletín del Museo del Prado, tomo XXXIII, número 51, 2015. IXNN:0210-8143 [Pags. 137-138].

Esta escultura ha estado atribuida erróneamente a Mariano Benlliure. Letizia Azcue aclara la  verdadera atribución: "La atribución a Benlliure no se basaba en las características escultóricas de la obra, que carece de la vibración en el modelado propia de su producción, sino en el hecho de que este mismo artista modeló más de quince años después el destacado grupo de Alfonso XII a caballo que corona el monumento dedicado a este rey en el madrileño parque del Retiro [...]. Sorprendentemente esta creencia se ha mantenido hasta la actualidad a pesar de que en 1933 el propio Benlliure ya había indicado que esa obra no era suya [...].

Enriqueta María Roca de Togores y Corradini, IV Condesa de Pinohermoso, encargó el diseño de esta escultura a Gandarias tras el fallecimiento de Alfonso XII. Este homenaje a la memoria del rey era la primera parte de un proyecto mayor, el gran monumento de 1886 que comenzaría Benlliure. La fundición de los ejemplares de este primer encargo corrió a cargo de la Compañía Metalúrgica de San Juan de Alcaraz, cuyo gestor era Pablo Pérez-Seoane y Marín, II conde de Velle y esposo de doña Enriqueta. En el libro registro y contabilidad de la factoría se pueden comprobar las referencias a dicho encargo (Archivo Histórico de las Reales Fábricas, FD 2010/1/044. Pags. 19 a186).