Ir al Contenido (Presione enter)

18 OCTUBRE 2017

XII LEGISLATURA

Historias de la guerra de Troya I (Combate de las amazonas), s. XVII.

Juan de la CORTE (Flandes, h. 1580 - Madrid h. 1662)
- Óleo sobre lienzo -
195 x 308 cms

Juan de la Corte fue uno de los artistas de origen flamenco que trabajaron en España en los primeros años del siglo XVII, como Felipe Dircksen y Juan Van der Hamen, entre otros. Aunque Palomino, al escribir su biografía, afirmó que era madrileño, en la actualidad sabemos por su propio testimonio que nació en "Los Estados de Flandes donde aprendió y ejerció su arte muchos años", (Pérez Sánchez, 1992, pp. 113-114). Desde 1613 residió en España, donde realizó encargos para la Corte, aunque no hay constancia de que llegara a ser pintor del rey. Debió de formarse en flandes con artistas como Momper, Vrancx y Vredeman de Vries, dedicando fundamentalmente su actividad a la pintura de cuadros de paisajes, de batallas y de arquitecturas. Este tipo de obras, de carácter eminentemente decorativo, es lo que se conserva de su producción, ejecutada con un estilo descriptivo de tradición flamenca, un tanto seco. Por regla general sus cuadros forman parte de series, integradas por varias piezas en las que desarrolló una temática mitológica, histórica o bíblica, composiciones inspiradas en estampas flamencas, utilizando las de Stradanus para las batallas, al igual que hicieron Carducho, Caxés y Castello en los fondos de sus cuadros destinados a la decoración del Salón de Reinos del palacio del Buen Retiro, lugar donde también existieron series de mano de este artista. A juzgar por lo que se conoce de él fue un pintor que evolucionó muy poco, realizando siempre escenas bastante pobladas de figuras, con una concepción muy teatral, y un interés eminentemente narrativo.

Este cuadro ha sido interpretado como historia inspirada en la guerra de Troya, considerado, de modo genérico, como una ilustración de dicha contienda. Sin embargo, el hecho de que el personaje central de la composición sea una figura femenina, en atuendo guerrero y con un pecho descubierto, es decir, la imagen habitual de las amazonas, permite afirmar que el asunto conreto representado por Juan de la Corte en esta ocasión es el combate de las amazonas, las cuales acudieron en socorro de los troyanos al mando de Pentesilea, probablemente el personaje que centra la escena.

Las amazonas, mujeres guerreras procedentes del Caúcaso, solían combatir a caballo, con casco griego y ligera túnica. Se establecieron en la Capadocia marítima donde crearon una especie de matriarcado, en el que el hombre tenía como única misión asegurar la continuidad de la especie. Este tema fue utilizado con cierta frecuencia por Juan de la Corte, ya que por sus características favorecía el desarrollo de su estilo y del interés ornamental de sus cuadros. Los numerosos personajes, el planteamiento dinámico de la escena y la presencia de decenas de lanzar recortadas sobre un fondo de celajes son recursos muy repetidos en sus composiciones, que suelen presentar un formato similar al que ahora nos ocupa, en horizontal, por ser el más adecuado para sus narrativos escenarios. (Extracto del texto de Trinidad de Antonio, dentro del libro "El Arte en el Senado", editado por el Senado, Madrid, 1999, págs. 90 y 91).