Ir al Contenido (Presione enter)

21 OCTUBRE 2017

XII LEGISLATURA

Chica comiendo pan, 1910

Cecilio PLA Y GALLARDO (Valencia, 1860 - Madrid, 1934)
- Óleo sobre lienzo -
78 x 48 cms

Cecilio Pla fue un pintor valenciano, contemporáneo de Joaquín Sorolla, al que aventajaba sólo en tres años, con el que coincidió en muchos aspectos, tanto en su formación como en su concepción de la luz meditérránea.

Al igual que Sorolla se formó en la Escuela de San Carlos de Valencia y más tarde en Madrid, donde fijaría su residencia en 1880; un año después su paisano se estableció también en esta capital, por lo que su amistad perduraría durante toda su vida.

Se declaró siempre seguidor y admirador del pintor levantino Emilio Sala, al cual sustituyó en su cátedra en 1910. Fruto de su preocupación por la enseñanza escribió en 1914 Cartilla para el arte pictórico y llegó a rodearse de discípulos tan relevantes como López Mezquita, Solana, Juan Gris, Francisco Arias, Pancho Cossío, Francisco Bores, etc.

Participó asiduamente en las Exposiciones Nacionales, logrando algunos premios. Desarrolló una importante labor como decorador de grandes casas de Madrid como las de la Infanta Isabel, Duques de Medinaceli y Condes de Valdelagrana, encargándose también de la finalización de las decoraciones del Casino de Madrid que Sala había dejado sin concluir. Sin olvidar tampoco su destacada colaboración como ilustrador de Blanco y Negro.

Las tres obras que posee el Senado de este pintor, ejecutadas en tres momentos distintos, representan muy bien su estilo y su evolución.

Chica comiendo pan, realizada hacia 1910, responde al gusto de pintor por el anecdotismo y la plasmación de la vida real y cotidiana.

El gesto expresivo de esta mujer popular está en la línea de un costumbrismo contemporáneo que reflejaba mujeres alegres y decididas, propias del mundo castizo madrileño por el que Pla sintió especial predilección y del que fue uno de sus más genuinos intérpretes.

Esta obra fue presentada en exposiciones, antes de ser adquirida por el Senado, con el título "Reponiendo fuerzas". (Texto de Pilar de Miguel Egea, dentro del libro "El Arte en el Senado", editado por el Senado, Madrid, 1999, pág. 356).