Ir al Contenido (Presione enter)

22 NOVIEMBRE 2017

XII LEGISLATURA

Linies sobre materia amb collage, 1980

Antoni TÀPIES (Barcelona, 1923 - 2012)
- Técnica mixta sobre madera -
195 x 250 cms

Tàpies, uno de los artistas de mayor proyección internacional, comenzó a pintar de manera autodidacta. Estudió la carrera de Derecho, pero decidió consagrarse a la creación artística. En 1947 conoció a Joan Brossa, y a través de él entabló relación con un grupo de jóvenes artistas con los que fundaría la revista y el grupo Dau al Set. En su pintura de esta época, onírica y mágica, se aprecia la influencia de Paul Klee y Joan Miró (aunque también pintaba unos retratos minuciosos). Eugenio d'Ors seleccionó algunas de sus obras en el Salón de los Once de 1949 y al año siguiente tuvo lugar su primera exposición individual en Barcelona. Poco después el joven Tàpies viajó a París, lo que sin duda decidiría la inminente inflexión de su pintura. En 1953 abandonaba el surrealismo por un informalismo matérico, y al mismo tiempo se desencadenaba su gran proyección internacional: obtenía el gran premio de pintura de la Bienal de Sao Paulo y exponía su obra en la galería neoyorquina de Martha Jackson.

Frente a la concepción ilusionista del cuadro como ventana, Tàpies ostenta siempre el carácter opaco del plano pictórico. Si acaso se quiere considerarlo como una ventana, será una ventana tapiada, ciega. El cuadro es un soporte material de inscripciones materiales; un muro donde se depositan huellas: manchas, arañazos, graffiti. Líneas sobre materia con collage, integrado por dos paneles, es un muro aparentemente silencioso, casi vacante, pero hay signos. En sus pinturas Tàpies suele incluir letras, que le interesan por su valor gráfico y a veces también por su sentido simbólico: por ejemplo, la A y la T, que son sus iniciales, la M, la X... Aquí aparece en la parte inferior esa A de Antoni, como una firma incompleta pero suficiente. En cuanto a las líneas verticales y la diagonal marcadas sobre la materia, parecen un mero armazón compositivo desnudo.  Pero quizá podrían ser algo más. En algunas de sus pinturas, Tàpies escribe números o letras invertidas en espejo. Pues bien, acaso por una extraña coincidencia, las líneas rectas y el círculo contiguo de este cuadro se ven en el espejo como una gran N y una pequeña O, formando un enfático "NO" (en un cuadro de 1974, Tàpies escribió sólo la palabra "SI"). (Texto de Guillermo Solana Díez, dentro del libro "El Arte en el Senado", editado por el Senado, Madrid, 1999, pág. 398).