Ir al Contenido (Presione enter)

24 OCTUBRE 2017

XII LEGISLATURA

Revista pasada por S.M. la Reina Regente Doña María Cristina a las escuadras nacionales y extranjeras, reunidas en el puerto de Barcelona con motivo de celebrarse la Exposición Universal en mayo de 1888

Antonio de CAULA Y CONCEJO (La Coruña, 1847 - ?)
- Óleo sobre lienzo -
120 x 245 cms

Antonio de Caula estudió Bellas Artes en La Coruña, su ciudad natal, y más tarde en la Academia de San Fernando de Madrid. Se dedicó al inicio de su carrera a la práctica de la acuarela, realizando varios retratos de Alfonso XII.

En 1868 solicitó la plaza de dibujante, pintor y conservador del Museo Naval. Se le nombró conservador el 31-12-1868, pero al no presentarse a su debido tiempo se le dio la baja. En 1878 se le designa delineante de la sección de ingenieros del Ministerio de la Marina, cargo que ocupa hasta el 20-12-1888. El cese por causas de salud del pintor Ángel Cortelini propició su nombramiento el 2-6-1908 como pintor conservador y restaurador del Museo Naval.

Debido a estas circunstancias y a su contacto con el mundo naval se dedicó a pintar especialmente marinas, donde los verdaderos protagonistas son los barcos. En 1878 se presentó a la Exposición Nacional de Bellas Artes con "La escuadra real saliendo de Rosas" y ese mismo año regaló al Museo Naval "La llegada del Rey al puerto del Carril". Otras obras suyas dignas de mención como "La vuelta de la patria", "La fragata Carmen", "El navío Isabel II", "La llegada del correo de La Habana", "La Numancia saliendo de La Coruña", "El crucero Castilla", etc., revelan su conocimiento y habilidad para la representación de los distintos tipos de navíos de la Armada española.

El cuadro que posee el Senado representa una amplia escenografía donde la protagonista, más que la Reina, irreconocible por el pequeñísimo tamaño de las figuras, son las escuadras que con un número ingente de barcos de todo tipo llenan el puerto de Barcelona. Se trata de un cuadro de crónica naval, de un acontecimiento histórico contemporáneo. El Ayuntamiento de Barcelona posee otro cuadro de este autor, con el mismo asunto, pero realizado en acuarela.

Años después de esta adquisición Antonio de Caula ofreció al Senado dos cuadros que representaban la visita del Rey a los puertos de Cartagena y Lisboa, siendo rechazada su compra el 10-12-1904 "por no ser propios del Senado por su tamaño ni por su asunto, sin perjuicio de reconocer la importancia histórica que encierran y su indudable mérito artístico". (Texto de Pilar de Miguel Egea, dentro del libro "El Arte en el Senado", editado por el Senado, Madrid, 1999, pág. 316).