Ir al Contenido (Presione enter)

21 NOVIEMBRE 2017

XII LEGISLATURA

Alejandro GROIZARD Y GÓMEZ DE LA SERNA (Madrid, 1830 - Madrid, 1919).

Leandro OROZ LACALLE (1883-1933)
- Óleo sobre lienzo -
100 x 75 cms

Alejandro Groizard, vigésimo sexto Presidente del Senado, nació en Madrid en 1830. Estudió derecho, llegando a ser un penalista muy reconocido hasta el punto de colaborar activamente en la redacción del Código penal de 1870, concordado y comentado, publicado en ocho volúmenes entre 1870 y 1900. Tras el triunfo de la Revolución de 1868 comparte su profesión con la política, afiliándose al Partido Liberal para resultar elegido Senador por las provincias de Segovia y Badajoz en 1871 y 1872, pasando a Senador vitalicio desde 1887.

En 1872 desempeñó con Sagasta la cartera de Fomento, repitiendo en 1894, momento en que daría un gran impulso al estudio de la historia del arte en los institutos, ya que hasta la creación del Ministerio de Instrucción Pública, la educación dependía de Fomento. En el mismo 1872 sería igualmente Ministro de Gracia y Justicia aunque con Serrano de Presidente de Gobierno. También repetiría en este cargo con Sagasta en 1897 y 1899, es decir, en el gabinete que tiene que soportar toda la crisis del 98. Igualmente desempeña con Sagasta la cartera de Exteriores en un breve gobierno que va desde noviembre de 1894 a marzo de 1895.

No terminan aquí los cargos públicos de Groizard, puesto que en 1881 fue nombrado Embajador ante el Vaticano con el fin de negociar una forma transaccional para establecer el matrimonio civil. Sería, además, Presidente de la Diputación de Madrid, del Consejo de Estado, de las Reales Academias de Jurisprudencia y de Ciencias Morales y Políticas, aparte de ocupar la Presidencia del Senado durante la Legislatura de 1918.

El autor del retrato, Leandro Oroz Lacalle, nació en Bayona (Francia) en 1883. Aunque practicó la pintura, era, al igual que su maestro José María Galván, fundamentalmente grabador. Es más, en este campo consiguió sus éxitos más importantes -dos terceras medallas en las Exposiciones Nacionales de 1908 y 1912, más una segunda en 1917-, además de la plaza como pensionado en Roma en 1909. En el grabado conseguiría asimismo un cierto renombre por la originalidad de sus estampas dentro del gusto modernista.

No ocurre lo mismo con el retrato de Groizard donde Oroz a fuerza de seguir fielmente la escuela de su maestro Galván, tan presente en la colección del Senado, resulta ya verdaderamente anacrónico, puesto que se está cumpliendo ya el primer cuarto del siglo XX. En estas fechas la precisión y seguridad en el dibujo de las condecoraciones y entorchados del uniforme -Oroz era profesor de dibujo en la Escuela Normal de Madrid- no es precisamente un mérito, aparte de que al repetirse también en los detalles y rasgos anatómicos contribuye a dar esa sensación de rigidez y dureza de la figura de Groizard tanto más notable cuanto más cercano está al retrato de su antecesor, el Marqués de Alhucemas, de Manuel Benedito.