constituc40n-png

Ir al Contenido (Presione enter)

24 MAYO 2018

XII LEGISLATURA

Previsión de aplicación de los remanentes presupuestarios

FONDO DE REMANENTES PRESUPUESTARIOS

Como derivación de la autonomía presupuestaria de las Cortes Generales, reconocida constitucionalmente en el artículo 72.1 de nuestra Norma Fundamental, el Senado cuenta históricamente con el denominado Fondo de Remanentes Presupuestarios, esto es, el importe no ejecutado de su presupuesto ordinario se incorpora cada año al remanente de Tesorería del Senado. Por lo demás, otros Parlamentos de nuestro entorno disponen de un instrumento idéntico, y, ya en nuestro país y en su propio contexto, otros organismos de la Administración Pública también cuentan con fondos de remanentes. En el caso del Senado, dicho Fondo tiene reconocimiento expreso en el propio Reglamento de la Cámara, cuya disposición adicional sexta, apartado 2 señala que “los remanentes resultantes de la liquidación de los Presupuestos del Senado constituyen recursos financieros propios de la Cámara, cuya aplicación, para atender necesidades de la misma corresponde a su Mesa”, y en las Normas sobre procedimiento presupuestario, control, contabilidad y contratación del Senado, aprobadas por la Mesa del mismo en su reuniòn de 2 de diciembre de 2014.

Desde el punto de vista material, de acuerdo con lo establecido en el apartado 2 de la Norma 21ª de las Normas sobre procedimiento presupuestario, control, contabilidad y contratación del Senado, los recursos del Fondo de Remanentes Presupuestarios únicamente podrán ser aplicados a los siguientes fines: a) Financiar los créditos del Presupuesto del Senado para atender gastos periódicos ineludibles ante eventuales déficits temporales de liquidez; b) Financiar gastos ligados a inversiones de la Cámara no contemplados inicialmente en el presupuesto ordinario; c) Financiar gastos comprometidos antes del fin del ejercicio anterior pero que por razones justificadas no hubieran llegado a realizarse; y d) Excepcionalmente, financiar gastos extraordinarios no ligados a inversiones, considerados inaplazables, para los que no exista dotación presupuestaria suficiente.

Desde una perspectiva formal, desde la aprobación de las Normas de 2 de diciembre de 2014, la aplicación de los remanentes de Tesorería requiere con carácter previo la correspondiente modificación del Presupuesto de la Cámara mediante los mecanismos de los créditos extraordinarios y suplementos de créditos (apartado c) de la Norma 4ª) o las incorporaciones de crédito (apartado d) de la Norma 4ª). De ahí que el apartado 3 de la Norma 21ª señale que "una vez producida la modificación de los créditos presupuestarios con cargo al Fondo de Remanentes Presupuestarios, su ejecución seguirá los mismos trámites que el resto de los gastos imputables al Presupuesto ordinario de la Cámara".

La Norma 22ª de las referidas establece que "la Mesa de la Cámara, con carácter simultáneo a la aprobación del proyecto de presupuesto del Senado, aprobará anualmente una programación de carácter orientativo, de aplicación del Fondo de Remanentes Presupuestarios para atender los gastos de inversión mencionados en el apartado 2.b) de la Norma anterior" (es decir, gastos ligados a inversiones de la Cámara no contemplados en el presupuesto ordinario).

Última actualización 21/03/2018

2017

  1. Memoria
  2. Presupuesto
  3. Previsiones de aplicación de los remanentes presupuestarios
  4. Estado de ejecución del Presupuesto
  5. Resumen Cuenta Anual

 

DATOS ABIERTOS

  1. Presupuesto 
  2. Estado de ejecución del Presupuesto 

OTROS EJERCICIOS

  1. Ejercicio 2018
  2. Ejercicio 2016
  3. Ejercicio 2015
  4. Ejercicio 2014