Llop destaca el papel de los parlamentos regionales para el futuro de Europa y alerta de las consecuencias del populismo y la polarización

19/01/2021

La presidenta del Senado, Pilar Llop, ha asegurado que los parlamentos regionales tienen la oportunidad de ser “agentes activos” en el foro creado para analizar el futuro de Europa y ha subrayado su papel como “motores de desarrollo social” para afrontar los desafíos actuales “desde una dimensión territorial”. “Hemos confirmado cómo la cogobernanza y la cooperación entre Administraciones han resultado decisivas para combatir la pandemia”, ha afirmado.
En su intervención en la apertura de la asamblea plenaria de la Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), presidida por el presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, en la que ha intervenido junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, la presidenta ha señalado que “no hay cohesión social sin cohesión territorial, y viceversa” y ha defendido “el diálogo entre territorios y administraciones para garantizar el derecho de las personas al acceso igualitario a todos los recursos en cualquier lugar de Europa”.
La presidenta del Senado ha destacado la importancia de un reparto de los fondos europeos frente a la pandemia, dentro del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, “que priorice la justicia social y la equidad”.
Llop ha mostrado, además, su “apoyo y reconocimiento por el esfuerzo de adaptación” que siguen realizando los parlamentos regionales “en este momento histórico en el que la sociedad europea afronta el embate de la Covid-19”. “La pandemia ha puesto a prueba nuestra capacidad de adaptación para encontrar soluciones, fórmulas técnico-jurídicas y tecnológicas, dentro del marco legal y superar los retos y las limitaciones físicas que han ido surgiendo cada día”, ha señalado Llop, quien ha planteado “la necesaria reflexión de si deberemos afrontar una modernización de nuestros Reglamentos para garantizar el funcionamiento de las instituciones en situaciones como éstas”.
La presidenta de la Cámara territorial ha afirmado que la CALRE simboliza “una unidad europea que fluye de abajo arriba” porque “las regiones y los municipios son las administraciones más cercanas a los ciudadanos, la primera cara del Estado en el servicio público y en resolver los problemas más cotidianos de las personas, y, por supuesto, las primeras en reaccionar”. La CALRE representa a más de 200 millones de ciudadanos, ya que aglutina a los parlamentos de 72 regiones, de 7 estados miembros de la Unión Europea.
Por otro lado, Llop ha alertado de que “estamos ante riesgos latentes que pueden acabar siendo sistémicos en Europa si no los detectamos y atajamos a tiempo”, en relación al “crecimiento del populismo y la polarización en nuestras sociedades”, que “corroe las instituciones” y “desafía el derecho para someternos al abuso del poder y del autoritarismo”.
“Quienes tenemos responsabilidades políticas –ha añadido- debemos rechazar contundentemente cualquier movimiento o idea que deslegitime las instituciones democráticas en cualquier rincón del mundo”.